18 Prácticas que Salvan VIDAS

Monday, November 2, 2020

AIEPI, es la Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia.  Es una estrategia que tiene como finalidad

Objetivos de la estrategia AIEPI:

  • Contribuir a la reducción de la muerte evitable de niños menores de 5 años.
  • Reducir la presencia y gravedad de las enfermedades y problemas de salud que afectan a los niños menores de cinco años.
  • Mejorar el crecimiento y el desarrollo durante los primeros cinco años de vida de los niños, inclusive durante el embarazo
  • Mejorar la calidad de la atención que reciben los niños menores de cinco años y las embarazadas en los servicios de salud y en el hogar.

Componentes de la estrategia AIEPI:

  1. El componente organizacional: busca el fortalecimiento de los servicios de salud y está encaminado a racionalizar y garantizar la oportunidad y acceso a los servicios de salud de la población infantil y mujeres embarazadas.
  2. El componente clínico: está orientado al mejoramiento de las habilidades del personal de salud, desarrollando en el talento humano diversas destrezas que contribuyan a la atención, el cuidado y la protección de los niños, niñas y embarazadas.
  3. El componente comunitario: se basa en el mejoramiento de las habilidades y prácticas familiares y comunitarias para el cuidado y protección de los niños, niñas y embarazadas. Consta de 18 prácticas de cuidado a tener en cuenta para la atención de los niños menores de 5 años y de las mujeres embarazadas y son las siguientes:

Práctica 1. Lactancia maternal exclusiva hasta los seis meses

  • Alimentar a los niños de manera exclusiva con leche materna, hasta los seis meses de edad. Evite darle a los niños agua, jugos, aromáticas u otras bebidas.
  • La lactancia materna debe ser a libre demanda.
  • La leche materna quita la sed del bebe.
  • La succión del bebe estimula la producción de leche de la madre.
  • Estimule a su bebe mientras le da pecho. Puede hacerlo acariciándolo, hablándole y mirándolo mientras lo alimenta.
  • Es importante que la madre se alimente bien, que tome muchos líquidos para tener buena leche.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Él bebe no quiere mamar.

Práctica 2. Dar alimentación complementaria después de los seis meses y lactancia materna hasta que el niño cumpla los dos años

  • A partir de los seis meses, a los niños hay que darles, además de leche materna, alimentos frescos de calidad y en cantidad suficiente de acuerdo con su edad.
  • El niño o niña inicia el consumo de PAPILLAS ESPESAS de cereal, verduras y frutas.
  • El niño o niña debe comer tres veces al día: desayuno, almuerzo y comida, y tomar dos refrigerios entre las comidas: fruta, leche, cereales, etc.
  • Continúe con la lactancia materna hasta que el niño o niña cumpla los 2 años.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al niño o niña al centro de salud más cercano:

  • Él bebe no quiere comer y está bajando de peso.

Práctica 3. Los niños deben Consumir Micronutrientes como vitamina A, Hierro y Zinc

  • Llévalo a las valoraciones integrales para que el médico o la enfermera le formulen los micronutrientes, que son unos suplementos que complementan su alimentación.
  • LA VITAMINA A protege las mucosas y estimula la formación de anticuerpos que son las defensas del cuerpo contra las enfermedades.
  • EL HIERRO previene la anemia y hace que los niños sean más atentos y activos, al mismo tiempo que los protege de las infecciones.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Él niño o niña se ve pálido o se enferma muy seguido.

Práctica 4. Dar afecto, cariño y estimular a los niños desde etapas muy tempranas:

  • Los niños necesitan MUCHO CARIÑO y SER ESTIMULADOS para desarrollar su inteligencia y sus habilidades.
  • Los padres, familiares o cuidadores beben sonreírles, abrazarlos y jugar con niños o niñas. El juego es una necesidad vital y un modo de expresión en la etapa infantil, que permite desarrollar las capacidades motoras mentales, afectivas y sociales.
  • Los padres, familiares o cuidadores beben conversar con los niños y niñas, se debe utilizar un vocabulario sencillo y claro, articulando y pronunciando correctamente palabras y frases.
  • A los niños y niñas se les debe alimentar adecuadamente y mantenerlos aseados o limpios.
  • Los niños y niñas deben ser llevados a la IPS para la valoración integral por médico general   al mes, entre los 4 y 5 meses, entre los 12 y los 17 meses, entre los 24 y 29 meses y luego a los 3 y 5 años. Para ver si su crecimiento y desarrollo son normales.
  • Los niños y niñas deben ser llevados a la IPS para la valoración integral por enfermería   entre los 2 y 3 meses, entre los 6 y 8 meses, entre los 9 y 11 meses, entre los 18 y 23 meses, entre los 30 y 35 meses, y luego a los 4 años.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Él niño o niña no gatea, no camina, no balbucea o intenta hablar.
  • El niño al parecer no está escuchando o no responde a estímulos visuales.

Práctica 5. Niños y niñas con todas sus Vacunas

  • Se deben llevar a todos los niños y niñas al centro hospitalario o a las jornadas de salud para que reciban las vacunas y sus refuerzos, según el esquema definido para la edad.
  • Todos los días son de vacunación. Si al niño o niña le hacen falta alguna vacuna o refuerzo, llévalo a tu centro de salud para que le completen el esquema. Para las vacunas no hay barreras y son gratuitas.
  • A veces, algunas vacunas pueden causar un poco de dolor, malestar y fiebre después de su aplicación, pero estas molestias pasan rápidamente.
  • Las vacunas previenen que los niños se enfermen con enfermedades como la meningitis, difteria, tétano, tosferina, influenza. Muchas de estas enfermedades son mortales.
  • Es indispensable guardar y conservar el carnet de vacunas y llevarlo cada vez que se asista a un centro de salud.

Esquema de vacunación:

EDAD

VACUNA

Al nacer

BCG y Hepatitis B

A los 2 meses

Pentavalente (DPT: Difteria, Tos ferina, Tétanos), Influenza tipo B y Hepatitis B), Polio, Rotavirus y Neumococo

A los 4 meses

Pentavalente, Polio, Rotavirus y Neumococo

A los 6 meses

Pentavalente,  Polio, Influenza.

A los 12 meses

SRP (Sarampión, Rubeola, Paperas), Varicela,  Neumococo y Hepatitis A.

A los 18 meses

1er refuerzo DPT y Polio, Fiebre amarilla

A los 5 años

2do refuerzo DPT y Polio; 1er refuerzo SRP y Varicela

Niñas a los 9 años

VPH (virus Papiloma Humano)

Mujeres entre 10 y 49 años

Toxoide Tetánico y diftérico (Td).

Embarazadas

Influenza a partir de la semana 14 y TdaP (tétanos, Difteria, Tos ferina)  a partir de la semana 26 de gestación.

Adultos mayores de  60 años

Influenza.

 

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Él niño o niña presenta fiebre, tos, pérdida de peso, brote o sarpullido en la piel, falta de apetito, llanto, convulsiones, vomito, cambio de conducta, rigidez en nuca y espalda, inflamación del cuello.

Práctica 6. Los niños deben crecer en un ambiente limpio y consumir agua potable.

  • A los niños y niñas se les debe procurar un ambiente con un buen saneamiento básico, lo cual implica un lugar limpio, sin heces y sin basuras cercas a los dormitorios o cocinas; con agua apta para el consumo, baño y lavado de ropas y manos.
  • El agua debe recogerse y almacenare en recipientes limpios, el cual debe estar cubierto, sacar el agua con cucharón de mango largó y este sólo debe tener este uso.
  • Los ambientes insalubres o faltos de higiene promueven la aparición de enfermedades causadas por bacterianas y/o parasitarias que retrasan el crecimiento y desarrollo de los niños y niñas y pueden causarles incluso la muerte.
  • No comer los alimentos crudos excepto frutas, verduras y hortalizas enteras que se hayan lavado antes de comer. Lavar las manos después de defecar y antes de manipular o comer alimentos.
  • Los alimentos deben lavarse primero, antes que los niños o las familias los consuman.
  • Los padres o cuidadores deben enseñarles a los niños buenos hábitos de higiene como lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer.
  • Se debe procurar que los niños usen letrinas o sanitarios. De lo contrario, las heces deben enterrase siempre de inmediato.
  • Los animales domésticos deben desparasitarse con frecuencia y mantenerse aseados

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al niño o niña al centro de salud más cercano:

  • Él niño o niña presenta fiebre, diarrea, pérdida de peso, falta de apetito, vomito o signos de deshidratación.

Práctica 7. Dormir con mosquitero en zonas endémicas para malaria y dengue.

  • Los padres o cuidadores deben proteger a los niños de picaduras de moscos o zancudos. Estos trasmiten muchas enfermedades como la malaria, dengue, zika, etc. Para ello, se recomienda usar mosquiteros o toldillo a la hora de dormir y el uso de repelente en el día y la noche.
  • Los hogares deben evitar tener posibles criaderos de mosquitos como recipientes o tanques de almacenamiento de agua limpia sin tapa, baldes, restos de llantas, bebedero de animales, plásticos, botellas, juguetes u otros objetos que dejados en el exterior de las viviendas, permitan la acumulación de aguas lluvias y promuevan la proliferación de mosquitos y zancudos.
  • En las áreas públicas toda la comunidad debe cooperar con las autoridades para evitar que los sumideros de aguas lluvias, llantas, inservibles, basuras en zonas comunes, se vuelvan criaderos de zancudos.

Práctica 8. Prevención del VIH/SIDA

  • Los padres deben tener prácticas sexuales seguras para evitar primero, adquirir el VIH/SIDA y segundo, para no trasmitirle la enfermedad al bebe durante el embarazo y después del nacimiento. Por lo tanto, recuerde utilizar el condón en cada relación sexual.
  • Posterior a una práctica sexual riesgosa, acuda a su IPS para que le realicen de manera gratuita y confidencial el tamizaje para Sífilis y VIH y si el caso, para que acceda al tratamiento psicoprofilactico
  • Durante el control prenatal, a las embarazadas se les realiza de manera trimestral y sin costo el tamizaje para Sífilis y VIH. De esta manera, se realiza el seguimiento a la salud del binomio madre-hijo.
  • Las embarazadas con VIH/SIDA durante sus prácticas sexuales deben utilizar siempre el condón, para evitar la reinfección por VIH. De igual manera, deben asistir a los controles programados por el médico, tomarse siempre los medicamentos como se los ordenan. Con el fin de evitar la trasmisión del VIH/SIDA al bebe durante el embarazo.
  • Las IPS que atienden las embarazadas con VIH/SIDA realizaran los seguimientos a la gestante y sus recién nacidos, les entregaran los medicamentos y fórmulas lácteas. De tal manera que se garantice que no haya trasmisión del bebe postparto. 

Signos de alarma ante los cuales debe acudir al centro de salud más cercano:

  • Sospecha que está embarazada
  • Fue víctima de violencia sexual
  • Se ha realizado tatuajes y trasfusiones de sangre en lugares no seguros, ha compartido agujas o jeringas con otras personas
  • Ha tenido conductas sexuales riesgos como tener sexo sin condón.
  • Infecciones graves a repetición, perdida repentina de peso, presencia de erupciones o manchas en la piel, dolor de garganta y llagas dolorosas en la boca, cuello inflamado, diarrea, sudores nocturnos.

Práctica 9. Llevar a los niños al odontólogo desde los primeros meses de edad.

  • A partir de los seis meses y dos veces al año, los padres o cuidadores de los niños, deben llevarlos al odontólogo.
  • En casa, a los niños todos los días se les debe realizar la limpieza y masajes de las encías y cuando sale el primer diente ya se inicia la limpieza con el cepillado dental.
  • Se debe apoyar y acompañar a los niños durante el cepillado de los dientes, esto se debe hacer después de cada comida.
  • Durante el embarazo, la madre debe recibir atención en salud oral. Para lo cual debe ser atendida por el odontólogo idealmente en el primer y segundo trimestre de gestación.

Práctica 10. Proteger a niños de la tuberculosis.

  • A los niños recién nacidos se les debe aplicar la vacuna contra la tuberculosis (BCG) para protegerlo contra las formas graves de la tuberculosis.
  • Evite que los niños tengan contacto directo con personas con tuberculosis.
  • Si en casa hay alguna persona con tuberculosos, se debe procurar que se esté tomando los medicamentos sin ninguna interrupción y como lo indica el médico, al igual que este yendo al centro hospitalario a tomarse los laboratorios de control (la baciloscopia). Con el fin de disminuir la trasmisión de la enfermedad a los otros miembros del hogar o de la comunidad.
  • Los niñas o niñas que conviven con un familiar con tuberculosis, deben ser llevados al médico de manera frecuente para su seguimiento y verificación de su estado de salud.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Si el niño o niña presenta tos persistente que no mejora ni disminuye durante varias semanas
  • Si el niño o niña presenta fiebre prolongada y pierde o no gana peso

Práctica 11. Dar alimentación y cuidado en el hogar a los niños o niñas que están enfermos.

  • Cuando el niño o niña está enfermo, debe recibir la alimentación de siempre y procurar darle muchos líquidos para evitar que se deshidrate. En especial leche materna si es menor de 2 años.
  • Si el niño es menor de 6 meses y está enfermo, hay que darle leche materna más veces y por más tiempo.
  • Si el niño o niña está enfermo, se debe entender que se siente mal, que siente dolor o molestar general. Los padres o cuidadores deben tenerles un poco más de paciencia y   tolerancia y procurarles mayor atención y cuidado.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Si el niño o niña no quiere comer o mamar.
  • Si en casa no se le puede controlar la fiebre, el vómito o la diarrea.
  • Si el llanto es constante o no cesa
  • Si hay cambios en su comportamiento
  • Si presenta convulsiones

Práctica 12. Darle tratamiento en casa a los niños o niñas cuando están enfermos

  • El niño debe recibir en casa los cuidos y el tratamiento enviado por el médico

Si el niño o niña tiene diarrea:

  • Dar al niño más liquido de lo habitual para prevenir la deshidratación, en especial   las Sales de Rehidratación Oral o suero oral.  
  • Si se les da agua, esta debe ser segura, preferiblemente hervida o filtrada.
  • Evite darles bebidas con alto contenido de azúcar, refrescos, sandis, agua de panela, gaseosas, gatorade, pony malta, bebidas energizantes, refrescos o jugos artificiales.
  • Hacer cambios de pañal o correcta higiene de las partes íntimas para evitar pañalitis.

Si el niño o niña tiene gripa

  • Guiarlo para que se lave las manos constantemente después de toser o estornudar, después de sonarse o tocarse la nariz o la boca, antes y después de cada comida, después de entrar al baño y que las personas que conviven con él también se laven las manos antes y después de entrar en contacto con el niño y que utilicen siempre tapabocas.
  • Los padres o cuidadores deben evitar que los niños estén expuesto al viento o corrientes de aire frio.

Signos de alarma ante los cuales debe llevar al bebe al centro de salud más cercano:

  • Si el niño o niña no puede mamar o tomar líquidos, vomita todo, tiene convulsiones, está como dormida o dormido la mayor parte del día y es difícil de despertar.
  • Si tiene respiración rápida o dificultad para respirar
  • Si pasan dos días y el niño no mejora con los cuidados y medicamentos dados por el medico.

Práctica 13. Buen trato y cuidado a los niños y niñas

Padres, familiares, cuidadores, vecinos; todos, absolutamente todos, tenemos la responsabilidad de garantizar y velar por el buen trato y cuidado que nuestros niños y niñas deban recibir. Se debe evitar el maltrato, abuso, el descuido o negligencia con los niños y niñas y tomar las medidas necesarias si esto ocurre.

  • El abuso o maltrato de menores abarca toda forma de maltrato físico y/o emocional, el abuso sexual, el abandono o trato negligente, la explotación comercial, sexual o de otro tipo. Puesto que impacta negativamente la salud física y mental de los niños.
  • El descuido o abandono significa dejar a los niños y niñas sin apoyo, orientación, cuidado, alimento, vestido.
  • Evitar las situaciones que den pie al maltrato o abuso infantil como por ejemplo: dejarlos solos, con desconocidos, con familiares o cuidadores con quien los niños y niñas no se sientan cómodos o seguros; no conversar con los niños y niñas sobre sus sentimientos, emociones o sobre cómo se sienten o sobe lo que les dicen las personas que los cuidan), gritarlos, golpearlos cruelmente con palos, tablas, ramas, cables, insultarlos, imponerles castigos físicos como amarrarlos o no darles agua ni comida;  exponerlos al consumo de alcohol o drogas, entre otros.
  • Los padres, familiares y cuidadores deben ser conscientes de que los niños necesitan explorar el mundo, por eso necesitan del juego, de toca o coger las cosas, esto los lleva a hacer lo que para nosotros son daños o travesuras. Pero ellos son pequeños, aún no tiene conciencia de lo que sus actos pueden llegar a ocasionar. Así que edifica su personalidad, edúcalos y guíalos desde el amor y la compasión.
  • Si los padres, familiares y cuidadores sienten que no tienen las herramientas o condiciones físicas, económicas o mentales para hacerse cargo de los niños o niñas, deben acudir al centro de salud más cercano y solicitar apoyo, orientación y asistencia médica.  
  • Los padres, familiares y cuidadores deben dirigirse a los niños con respeto. Ellos aprenden a través de lo que observan y escuchan, evita la violencia y las palabras vulgares en su entorno.
  • Los padres, familiares y cuidadores deben esforzarse por buscar la solución a los conflictos a través del Dialogo. En caso de tener dificultades, consulta a tu médico, el podrá orientarte.

Práctica 14. Participación de la figura paterna o del hombre en el cuidado de los niños y niñas.

  • Ambos miembros de la pareja deben participar en el cuidado de los niños y niñas, desde el embarazo. El cuidado de la salud de los niños y niñas es una responsabilidad compartida entre el hombre y la mujer.
  • Los padres, o si este no está, los abuelos y los tíos pueden involucrarse en todo lo que garantice el cuidado y la buena salud del niño o la niña. Por ejemplo, acompañando o llevando al niño o niña con las actividades educativas, llevándolos a las citas médicas y odontológicas, garantizando su alimentación y vestuario, entre otras.

Práctica 15. Proteger a los niños y niñas de lesiones y accidentes en el hogar

  • Los ambientes donde crecen los niñas y niña deben ser seguros de tal manera que se minimicen los riesgos de lesionarse o accidentarse.  Por ejemplo, restringirles el libre acceso a escaleras, gradas, ventanas, velas encendidas, ollas calientes, albercas o tanques que almacenan agua; a elementos de la cocina como estufas, cuchillos, tenedores; a productos de limpieza y desinfección del hogar como jabón en polvo, límpido, veneno para insectos, alcohol, gasolina; a medicamentos o jarabes.
  • Muchos de los accidentes y lesiones que ocurren en el hogar, ocurren por falta de prevención y descuido de los adultos que están al cuidado de los niñas y niños en el hogar.
  • Los niños pequeños están descubriendo el mundo, por eso tienen curiosidad por tocar y probar todo lo que ven y está a su alcance. Esto es bueno y normal, pero los pone permanentemente en situaciones de riesgo. Por lo tanto, es necesaria la supervisión permanente de los niños y niñas y retirar de su alcance los elementos o sustancias peligrosas.

Práctica 16. Identificar los signos o señales de peligro de enfermedad en los niños y niñas

  • Identificar qué signos de alarma que nos indican que debemos llevar de inmediato al niño o niña al servicio de urgencias, puesto que está en peligro la vida o la salud del menor.
  • Estas enfermedades se anuncian por señales de peligro, que deben reconocerse para poder buscar ayuda de manera oportuna.
  • Los siguientes son signos generales de peligro: no pueden mamar o tomar líquidos, vomita todo, tiene convulsiones, está como dormido y no puede despertar.

SEÑALES DE PELIGRO DE NEUMONÍA: el niño respira rápida y agitadamente; cuando respira se queja y hace ruidos, se le hunde el estómago al tomar aire.

SEÑALES DE PELIGRO DE DESHIDRATACIÓN: Si el niño hace muchas diarreas al día, si hay sangre en las heces, vomita varias veces, llora sin lágrimas, bebe con mucha sed o no es capaz de beber, no mama o no quiere comer, no se mueve normalmente y no se despierta fácilmente.

SEÑALES DE PELIGRO DE ENFERMEDAD FEBRIL: el niño está muy caliente; tiene la cara y los ojos rojos; sudoración y respiración agitada; presencia de sangre en la orina o en las heces; presenta manchas rojas o moretones en la piel.

SEÑALES DE PELIGRO DE MUERTE: Si el niño no quiere mamar o comer, no se quiere despertar, le dan “ataques” o convulsiones, vomita todo lo que come, respira agitado y con ruidos y tiene alguna señal de deshidratación. Ante alguno de estos síntomas o signos, debe llevar de inmediato al servicio de urgencias del centro de salud más cercano.

Si es un recién nacido, además de las anteriores señales de peligro, debe observar si el bebé tiene el ombligo rojo, con pus y mal olor.

SEÑALES DE PELIGRO EN MUJERES EMBARAZADAS

  • Aumento de la presión arterial
  • Inicio temprano de contracciones o de dolores de parto
  • Presencia de Fiebre, dolor de cabeza y vómito constante
  • Palidez extrema
  • Hinchazón en cara, manos, piernas y/o pies
  • Si tiene hemorragia vaginal o salida de líquido por la vagina.
  • Disminución o ausencia de movimientos del bebe
  • Ardor al orinar u orina con mal olor.
  • Visión borrosa. Ver lucecitas o ver nublado
  • Escuchar zumbidos

Ante alguno de estos síntomas o signos, se debe llevar de inmediato a la embarazada al servicio de urgencias del centro de salud más cercano

Práctica 17. Seguir las recomendaciones dadas por el personal de salud en relación con el tratamiento, seguimiento y la referencia del menor a servicios de salud más especializados.

  • Cuando el niño o niña está enfermo y es atendido en un centro de salud, es necesario de los padres, familiares o cuidadores sigan todas las recomendaciones del personal de salud para que el niño se pueda recuperar rápidamente. Esto significa darle los tratamientos de la forma en dice el médico, estar pendiente de los signos y síntomas de alarma y llevarlo a las citas de control o al servicio de urgencias si no mejora.

En algunas ocasionas, cuando el niño o niña necesita atención especializada, debe ser remitido a otros hospitales o clínicas, para lo cual se necesita de la autorización de los padres o familiares. Este proceso se llama REFERENCIA y esta se debe realizar sin demora.

  • Cuando el niño se da de alta y se autoriza su regresa a casa, los padres, familiares o cuidadores deben seguir todas las indicaciones dadas por el personal de salud, lo cual incluye continuar y completar el TRATAMIENTO INDICADO, aunque el niño ya se sienta mejor. Se debe evitar darle al niño remedios que el médico no le haya recetado y seguir las recomendaciones frente a la alimentación e hidratación del niño o niña. Por lo tanto, antes de salir del hospital asegúrese de haber entendido todas las indicaciones del médico y de poder cumplir con cada una de ellas. Si tiene dudas pregunte nuevamente las veces que sea necesario.
  • Nunca cambie el tratamiento que ha ordenado el médico. Si tiene dudas, consúltele de nuevo.
  • Los padres deben estar siempre ATENTOS A LAS SEÑALES DE PELIGRO. Si el niño no mejora o se agrava su estado de salud, vuelva a la institución de salud.
  • Regrese a la institución de salud en la fecha y hora citada para la consulta de seguimiento o control, aunque el niño parezca estar mejor.

Práctica 18. Atención adecuada a la embarazada

  • Las mujeres tienen derecho a un embarazo seguro y a tener bebés sanos. Para ello, deben tener acceso a los servicios de salud y recibir al menos siete controles por el medico durante el embarazo.
  • La madre necesita contar con el apoyo de la familia y la comunidad para buscar atención apropiada, especialmente en el momento del parto, posparto y el periodo de lactancia.
  • El primer control debe ser antes de los primeros 2 meses del embarazo.
  • Es más seguro dar a luz en una institución de salud que en la casa.
  • Los controles prenatales son controles médicos realizados por el personal de salud, estos son importantes porque permiten monitorizar la salud de la embarazada y del bebe. Durante estos controles se toman muestras de sangre y orina, ecografías; se mide el crecimiento del bebe, la ganancia de peso de ambos y la presión arterial de la embarazada, entre otras. También se entregan suplementos como el calcio y el ácido fólico para el buen desarrollo del bebe.

 

SEÑALES DE PELIGRO EN MUJERES EMBARAZADAS

  • Aumento de la Presión arterial
  • Inicio temprano de contracciones o de dolores de parto
  • Presencia de Fiebre, dolor de cabeza y vómito constante
  • Palidez extrema
  • Hinchazón en cara, manos, piernas y/o pies
  • Si tiene hemorragia vaginal o salida de líquido por la vagina.
  • Disminución o ausencia de movimientos del bebe
  • Ardor al orinar u orina con mal olor.
  • Visión borrosa. Ver lucecitas o ver nublado
  • Escuchar zumbidos

Ante alguno de estos síntomas o signos, se debe llevar de inmediato a la embarazada al servicio de urgencias del centro de salud más cercano

SEÑALES DE PELIGRO EN EL POSPARTO, PUERPERIO O DIETA

  • Sangrado vaginal mayor a la menstruación y/o con mal olor
  • Fiebre superior a 38°C
  • Dolor de cabeza constante
  • Aumento de la presión arterial
  • Hinchazón de cara, manos, piernas y pies
  • Ver lucecitas o ver nublado
  • Escuchar zumbidos
  • Dolor abdominal intenso, como un "cinturón que aprieta"
  • Secreción por la herida operatoria y/o enrojecimiento, en caso de cesárea
  • Molestias o dolor al orinar
  • marcado decaimiento, fatiga, Tristeza o señales de depresión.
  • Dolor insoportable en los senos o presencia de zonas rojas, dolorosas y calientes en los senos.
  • Mal olor en la zona genital

Se consideran embarazos de alto riesgo:

  • La gestante es una adolescente (menores de 19 años) o mujer de edad avanzada.
  • Es el primer embarazo o la mujer con más de tres gestaciones.
  • La gestante tiene con enfermedades previas como la diabetes, hipertensión, epilepsia, enfermedades de la tiroides, asma, EPOC, enfermedades renales, enfermedades autoinmunes, obesidad, cáncer, entre otras.
  • La embarazada consume alcohol, fuma o está expuestas al humo del tabaco, consume drogas alucinógenas.
  • Se desarrollan complicaciones en el embarazo como la restricción del crecimiento del bebe en el vientre o se desarrolla diabetes e hipertensión (preclamsia).
  • La embarazada tiene antecedentes de partos prematuros, hijos con malformación congénita o abortos previos.

Del apoyo de la pareja, familiares o cuidadores de la embarazada:

  • Durante el embarazo todos deben conocer los signos y síntomas de peligro o alerta, que indican que puede haber alguna complicación. Es importante que la embarazada acuda acompañada a los controles y preguntar todo acerca de cómo recomer estas señales y sobre cómo se debe actuar, de tal manera que cuidemos la vida tanto de la embarazada como del bebe.
  • La pareja, familiares o cuidadores deben asegurarse que la embarazada se tome los suplementos o medicamentos que le ordena el médico y que acuda a sus controles, ecografías y tomas de laboratorio sin falta.
  • Ante cualquier señal de alarma se debe llegar de urgencias al centro hospitalario más cercano a la embarazada. Es obligación de todos prevenir las muertes maternas.
  • La pareja, familia o cuidadores de la embarazada, deben asegurar que tenga un parto seguro y asistido por personal de la salud, de preferencia en un centro de salud u hospital.
  • La embarazada debe vacunarse contra la Influenza a partir de la semana 14 y TdaP (tétanos, Difteria, Tos ferina) a partir de la semana 26 de gestación

POR QUÉ ES IMPORTANTE APRENDER Y SEGUIR ESTAS 18 PRÁCTICAS DEL AIEPI COMUNITARIO:

  • Por qué solo a través de estas prácticas saludables para el cuidado de niños, niñas y embarazadas, podemos prevenir la aparición de enfermedades y la muerte evitable de mujeres y niños.
  • Para evitar que los niños enfermen y mueran, se requiere del trabajo en equipo de las comunidades y familias, con el personal de la salud (médicos y enfermeras).
  • Por qué solo cuando la comunidad y las familias, fortalecen sus conocimientos y habilidades frente a la salud y cuidado de los niños, niñas y embarazadas, pueden velar por el cumplimiento de sus derechos y deberes.
  • Por qué solo a través de prácticas familiares adecuadas, podemos garantizar la supervivencia de nuestros niños y niñas, su normal crecimiento y desarrollo y podemos evitar que mueran por desnutrición, diarreas o infecciones respiratorias.

 

EVITEMOS LA ENFERMEDAD Y MUERTE INFANTIL.

18 PRÁCTICAS QUE SALVAN VIDAS

PORQUE JUNTOS, SOMOS MAS FUERTES.