Día Mundial contra el Cáncer

Thursday, February 4, 2021

Juntos podemos prevenir o detectar el cáncer

El cáncer nos afecta a todos sin distinción alguna, unos con mayor riesgo que otros pero ninguno está exento de padecerlo, ésta enfermedad representa una carga enorme para las personas, las familias y la sociedad afectándoles emocional, económica, social y laboralmente. Es una de las principales causas de muerte en nuestro país y en  el mundo entero.

 

Cabe resaltar que un porcentaje  significativo de los cánceres se pueden prevenir adoptando hábitos saludables, como evitar el consumo de tabaco, o adoptando medidas de salud pública, como la inmunización contra las infecciones que los causan; con lo anterior  se evitarían muchas muertes relacionadas con esta enfermedad.

 

Los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia entre los hombres son: próstata, pulmón, colorrectal, vejiga y estómago; entre las mujeres, los tipos de cáncer con mayor incidencia son: mama, pulmón, colorrectal, tiroides y cervicouterino.

 

Se tienen algunos tipos de cáncer que se pueden detectar, tratar y curar tempranamente lo que ayuda a mejora la sobrevida, disminuir la probabilidad de presentar complicaciones que pueden ser evitadas a través del reconocimiento temprano de signos y síntomas, y de las pruebas gratuitas que existen para su detección, diagnóstico, tratamiento y pronóstico.

 

Los tamizajes siguen siendo una de las principales formas de detección de lesiones precancerosas o de una fase temprana de cáncer y poder tener un diagnóstico y tratamiento oportuno. Dentro de los principales tamizajes para cáncer tenemos:

 

TAMIZAJE DE MAMA:

El cáncer de mama puede ser detectado tempranamente y tratado de forma efectiva si se acatan las siguientes recomendaciones por la población:

  1. Mujeres a partir de los 40 años: Examen clínico de mama cada año.
  2. Mujeres de 50 a 69 años: Mamografía de 2 proyecciones cada 2 años
  3. Autoexamen de mama: Una vez al mes, preferiblemente cinco días después del periodo menstrual. Esta práctica no es un examen de tamización, ni reemplaza la realización de las pruebas de mamografía en las edades indicadas

El médico general deberá ordenar la mamografía a toda mujer entre 50 y 69 años cada dos años en cualquier consulta, independientemente del motivo por el cual acude la mujer, sin necesidad de remitir a especialista para la orden de mamografía.

 

TAMIZAJE DE PRÓSTATA

Todo hombre mayor de 50 años o antes con factores de riesgo presentes, que acuda a consulta médica general por diferentes causas, se le debe realizar:

  1. Tacto Rectal
  2. Toma de antígeno prostático específica – PSA, cada 5 años.

 

TAMIZAJE DE CUELLO UTERINO

El objetivo de las pruebas para detectar el cáncer de cuello uterino consiste en encontrar los cambios de las células del cuello del útero y los cánceres cervicales tempranamente, antes de que empiecen a causar síntomas.

 

Las pruebas de tamización seran realizadas según el grupo de edad de las mujeres y su lugar de residencia, asi:

  • Citología: La tamización con citología se debe realizar en las mujeres de 25 a 29 años de edad en eaquema 1-3-3-(cada 3 años) ante resultados negativos.
  • Pruebas de ADN del Virus de Papiloma Humano: La  tamización con las pruebas que detectan el ADN de los virus del papiloma Humano de alto riesgo, se deben realizar a todas las mujeres entre 30 y 65 años de edad con esquema 1-5-5 (cada 5 años) ante resultados negativos.
  • Técnicas de inspección visual: Estas están indicadas exclusivamente para mujeres de 30 – 50 años residentes  en áreas de población dispersa y con dificil acceso a los servicios de salud. Se realizan con esquema 1-3-3 ante resultados negativos.

 

Recuerda: La mejor forma de prevenir el cáncer, es conociendo y controlando los factores que determinan su aparición, y disponer de las tecnologías y servicios necesarios para su adecuado tratamiento; es por esto que todos los actores del sistema de salud deben estar comprometidos en implementar las actividades contempladas en las rutas integrales de atención en salud para la prevención, tamizaje, detección temprana, tratamiento e incluso los cuidados paliativos, para los distintos tipos de cáncer.