Mitos, creencias y percepciones sobre el cáncer de seno y la mamografía

Monday, October 19, 2020

El cáncer de mama o de seno es la primera causa de muerte por tumores en mujeres a nivel mundial, aunque también se presenta en hombres pero con menor frecuencia. Esta enfermedad con una detección temprana, puede intervenirse, puesto que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación.

 

Para su diagnóstico temprano, se cuenta con una prueba de tamizaje llamada mamografía, una radiografía de los senos que se toma cada dos años, a partir de los 50 años de edad y su fortaleza radica en la capacidad que tiene para detectar la enfermedad 2 a 3 años antes que empiecen a aparecer los tumores, lo que aumenta las probabilidades de curación. Además, tiene exámenes complementarios como son la ecografía y la resonancia magnética, que ayudan al especialista a descartar o confirmar la enfermedad.

 

El desconocimiento y el miedo resultan ser más mortales que el cáncer

 

La educación también es un arma importante en la lucha contra el cáncer de seno o mama, desafortunadamente existen muchos mitos, creencias y percepciones asociados a esta enfermedad  que no cuentan con sustentos científicos y que generan preocupaciones innecesarias o diagnósticos tardíos por:

 

  • La falsa percepción de no tener riesgos o creer que no es útil realizarse la mamografía.
  • Temor o miedo del resultado, por lo tanto, evitar la toma de la mamografía.
  • El aumento del estigma relacionado con el cáncer y la discriminación hacia las personas diagnosticadas.

 

Recuerda que: Tener información de buena calidad sobre el cáncer de seno, mejora la sobrevida, disminuye la probabilidad de presentar complicaciones, que pueden ser evitadas a través del reconocimiento temprano de sus signos y síntomas, de las pruebas gratuitas que existen para su detección, del diagnóstico, tratamiento y pronostico. Así que, ante cualquier inquietud, consulta siempre al médico de tu IPS.

 

Cuantas decisiones has tomado en tu vida, con base en lo que otros te cuentan, o en lo que escuchas por ahí. No dejes pasar la oportunidad que día a día tienes  para cuidarte, vive tu propia experiencia.

 

A continuación, hablemos de algunos de los mitos, creencias o precepciones más comunes sobre el cáncer de seno o mama y la mamografía:  

 

Mitos, creencias o percepciones

Realidad o argumentos a favor del tamizaje

- Dicen que la mamografía es muy dolorosa.

- Yo me la tomé hace un tiempo y me dolió un poquito, yo no me vuelvo a hacer eso.

FALSO. La mamografía no es un procedimiento que produzca dolor. Durante el examen se realiza una compresión del seno, puede resultar incómoda, pero no es dolorosa.­ Sin embargo su beneficio es tal, que vale la pena esos pocos  minutos de incomodidad.

Hacerse la mamografía produce cáncer por la radiación u otros tipos de  cáncer como el de tiroides.

FALSO. La dosis de radiación que se recibe es muy baja, por lo que no existe ningún riesgo de toxicidad al realizarse la mamografía cada dos años.­

Las mujeres con senos pequeños, no se  deben  hacer la mamografía.

FALSO. La mamografía está indicada para todas las mujeres, independientemente del tamaño de sus senos.

Hacerse la mamografía hace que el cáncer de seno o mama  se propague.

FALSO. La mamografía está diseñada para detectar cualquier irregularidad o masa de manera temprana y permite en el caso de las masas, establecer la extensión de la misma en el seno o mama. La diseminación del cáncer, se relaciona es con la agresividad del cáncer.

Existen métodos más eficaces que la mamografía para detectar el cáncer de seno o mama.

FALSO. Al contrario, es el método más eficaz para la detección temprana del cáncer de mama y es gratuito. Acude a tu IPS y programa tu cita.

Las mujeres que tienen implantes mamarios no deben o no se les puede realizar la mamografía.

FALSO. Existen maniobras especiales para la toma de la mamografía en estos casos y es totalmente segura para los implantes mamarios.

Si los senos son muy grandes, es muy difícil tomar la mamografía y hay mayor predisposición a desarrollar  cáncer de seno o mama.

FALSO. El tamaño de los senos no interfiere con la toma del examen, tampoco es un factor que predisponga al cáncer de seno o mama.­

El cáncer de seno o de mama le da solo a mujeres

FALSO. El cáncer de mama también afecta a los hombres (1% de los cánceres del hombre). Los signos clínicos son: piel con hoyuelos o arrugada, pezón o piel roja o escamosa, secreción o salida de líquido por el pezón o tetilla.

El uso de desodorantes o antitranspirantes  provoca cáncer de seno o mama.

FALSO. Que las partículas que contienen los desodorantes/antitranspirantes pueden tapar los poros en las axilas y desarrollar así cáncer de mama, es falso, no existen estudios que comprueben que el efecto local sobre la piel de estos productos provoque cáncer de seno o mama.­

Tomar o usar anticonceptivos causa cáncer de mama.

FALSO. No existe evidencia científica que compruebe que los anticonceptivos orales podrían ocasionar por sí mismos cáncer de seno o mama.­

El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

VERDADERO. El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de cáncer de mama. Esto es especialmente cierto después de la menopausia y en mujeres que aumentan de peso en la edad adulta. Es importante procurar buenos hábitos nutricionales y saludables como la dieta balanceadas y el ejercicio o la actividad física. ­

Hacer ejercicio físico reduce el riesgo de cáncer de mama.

VERDADERO. El ejercicio es un hábito saludable para las mamas. Caminar 1,25 a 2,5 horas por semana reduce el riesgo de cáncer de seno o mama en un 18%.­

Consumir bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.

VERDADERO. Limitar el consumo de alcohol. consumir de 2 a 5 bebidas alcohólicas al día tienen un mayor riesgo de cáncer de mama que las mujeres que beben solamente 1 bebida al día.­

Remedios de hierbas y suplementos nutricionales pueden ayudar a curar el cáncer de mama

FALSO. No existe ningún estudio científico que pruebe que los remedios de hierbas o suplementos nutricionales ayuden a curar el cáncer de mama. ­pero puedes usarlos junto al tratamiento que te ordene el especialista. Consulta siempre con él y tomen juntos las decisiones.

Me da miedo hacerme la mamografía, que tal que salga algo raro o malo. Es mejor no ir.

La mamografía es el mejor método de detección temprana de cáncer de seno en mujeres mayores de 50 años. No previene su aparición, pero a través de la detección temprana, ayuda a salvar vidas, pues su tratamiento oportuno tiene más del 85% de probabilidad de éxito. El cáncer no es una condena a muerte, puede ser tratado y curado.

Yo no me la hago, porque como no me duele nada, yo me siento bien.

La mamografía es un na medida importante para nuestro cuidado personal y el de nuestros senos. Al ser una prueba de tamizaje, tiene capacidad de detectar cualquier irregularidad o masa de manera temprana, precisamente cuando apenas está empezando y no hay ningún síntoma. Esto permite tratarlas de manera temprana y evitar secuelas.

Es una perdedera de tiempo, porque ese examen  No sirve para nada.

Vale la pena invertir un poco de tu tiempo en tu salud, pide la cita y tomate la mamografía.  realizarte el examen. Son momentos de espera muy

valiosos, por que la tiene la capacidad en detectar el cáncer de mama aun si no hay exteriorización o síntomas clínicos (sin masas evidentes o que se puedan palpar).

Una tía murió de eso, me da miedo hacerme ese examen. Ella se lo hizo y murió de cáncer.

Si hay factores de riesgo como antecedentes familiares, la mamografía representa para ti una oportunidad para prevenir su aparición o manifestación clínica, de identificar cualquier anormalidad de forma rápida y de poder intervenirlo tempranamente. Recuerda que este cáncer diagnosticado a tiempo  se puede curar con una alta probabilidad.

Me da pena y vergüenza tomarme el examen. Es algo muy intimo

La toma de la mamografía puede resultar un poco incomoda y como es un examen de los senos, se precisa estar sin brasier o sostén. Pero estarás al cuidado de un profesional de salud entrenado, que te orientara y guiara durante el procedimiento y entiende la importancia para ti de ese examen y podrás estar tranquila.

Después de diagnosticado el cáncer, la persona se muere.

La cantidad de tiempo que un paciente con cáncer vive y la probabilidad de muerte a causa de la enfermedad depende de muchos factores, entre ellos está la oportunidad con la que se realizó el diagnostico (en las etapas tempranas o avanzadas), si se ha diseminado o está localizado, el estado de salud general de la persona, entre otros. Hay muchas personas que sobreviven al cáncer de seno o mama y pueden continuar con sus vidas.

 

 

Prevenir el cáncer de mama o de seno, es posible, realízate la mamografía

¡Ponle el pecho a la vida!