Por una generación libre de tabaco

Monday, June 1, 2020

El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo, sin embargo, cada año mueren más de 8 millones de personas por esta práctica y la mitad de ellas, vive en promedio 10 a 15 años menos que los no fumadores.

Hay muchas razones para dejar de fumar, sin duda, la más importante es la salud, pues el consumo de tabaco y exposición al humo (Humo de segunda mano) está causalmente asociado entre otras; al desarrollo de numerosos cánceres, enfermedades cardiovasculares, respiratorias y enfermedades materno-infantiles.

 

El tabaco y su humo

  • Provocan cáncer: Fumar es un factor asociado a un mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón, de estómago, mama, hígado y útero. Pero también se ha demostrado que pueden afectar otras partes del cuerpo como la laringe, faringe, tráquea, bronquios, labios, boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas.
  • Enferman tu corazón: Fumar incrementa el ritmo de tu corazón y tu presión arterial, lo que obliga al corazón a hacer un sobreesfuerzo y aumentar directamente el riesgo de padecer una enfermedad coronaria, enfermedad vascular periférica y trombosis, accidente cerebrovascular, Infarto agudo de miocardio y ateroesclerosis.
  • Causan enfermedades respiratorias: El tabaquismo puede causar estrechamiento de los bronquios y destrucción de los alveolos en los pulmones. Muchos fumadores padecen de bronquitis crónica y enfisema, causando enfermedades graves del sistema respiratorio siendo la más grave la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que es una afección que ocasiona la acumulación de mucosidad con pus en los pulmones, tos dolorosa y una terrible dificultad respiratoria. También puede producir bronquitis crónica y exacerbación del asma.
  • Disminuye la fertilidad: Tanto hombres como mujeres pueden disminuir su capacidad fértil por fumar, en el varón puede provocar disfunción eréctil.
  • Afecta tu apariencia y salud oral: Los dientes se vuelven amarillos, en ocasiones fumar puede causar la pérdida de los mismos; provocar la enfermedad periodontal (enfermedad de las encías, gingivitis, periodontitis) o mal aliento, además, acelera el envejecimiento de la piel (arrugas prematuramente) y disminuye el sentido del gusto y del olfato.
  • Problemas durante el embarazo y parto: Las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de presentar abortos y tener complicaciones como el desprendimiento prematuro de placenta, placenta previa, ruptura prematura de las membranas y nacimiento prematuro.Los bebés expuestos en el útero a las toxinas del humo de tabaco, pueden experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar, suelen nacer con menos peso, enfermedades durante el periodo de lactancia y primera infancia,  además de problemas de conducta y aprendizaje.
  • Riesgo para los niños: cuando son expuestos al humo de tabaco ajeno, corren el riesgo de presentar infecciones respiratorias como neumonía y bronquitis o agravamiento del asma, así como alteración de la función pulmonar.
  • Contaminación del aire: El humo del tabaco contiene más de 7000 sustancias químicas, de las cuales 70 causan cáncer. Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas, exponiendo a las personas a riesgos para la salud.

 

Consumo de tabaco y relación con el covid-19

La COVID-19 es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente los pulmones. El tabaquismo deteriora la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo luche contra ésta y otras enfermedades. Tras revisar diversos estudios, un grupo de expertos en salud pública reunido por la OMS el 29 de abril de 2020 estableció que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves y fallecer, en caso de padecer COVID-19, en comparación con los no fumadores.

 

¿Estás pensando dejar de fumar?- Toma la decisión, tu salud te lo agradecerá

 

Al principio por el síndrome de abstinencia, no la pasarás tan bien, pero rápidamente tu cuerpo empezará a recuperar las capacidades perdidas por este mal hábito:

  • A las pocas horas de dejar el tabaco, aumenta el oxígeno en el cuerpo y disminuye el dióxido de carbono.

  • En solo 24 horas notarás que disminuye la mucosidad acumulada.

  • En solo 2 días, se normalizarán los sentidos del olfato y del gusto. Sin embargo, puedes sentir algo de ansiedad.

  • En 3 días te sentirás con mucha más energía porque tu cuerpo ha eliminado la mayor parte de nicotina y tus bronquios empiezan a trabajar bien. Puede que estés más irritable.

  • En dos semanas habrás controlado mucho mejor los episodios de abstinencia. Y además podrás hacer deporte con mayor rendimiento.

  • En unos seis meses, la tos desaparece y cogerás menos infecciones respiratorias de vías altas o resfriados comunes.

  • En un año, el riesgo de tener un infarto se reduce a la mitad.

  • En 10 años, la posibilidad de tener cáncer de pulmón se reduce a la mitad.

  • En 15 años, el riesgo de un paro cardiaco será igual al de una persona no fumadora y los pulmones están totalmente restablecidos.

 

Como ves, los beneficios de dejar de fumar surgen desde el primer momento, y con el paso del tiempo, todo será para tu bienestar.

Lucha con nosotros, evitemos el consumo de tabaco y nicotina en nuestros niños y adolescentes. Trabajemos juntos para que las nuevas generaciones estén libres de tabaco, de humo ajeno, y de las muertes y enfermedades que estos provocan.

 

Asmet Salud cuida la salud de mi familia.