Sobre Violencia de Género

Friday, September 4, 2020

¿Qué es Violencia de Género?

Es cualquier acción, omisión, conducta o amenaza que se desarrolla a partir de las relaciones de ​poder asimétricas basadas en el género, que sobrevaloran lo relacionado con lo masculino y subvaloran lo relacionado con lo femenino. Pueden cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico y/o patrimonial a la persona, y/o afectaciones a las familias o las comunidades y puede darse en el ámbito público como en el privado, para mantener condiciones de desigualdad y discriminación.

 

Es un problema de salud pública por las graves afectaciones físicas, mentales y emocionales que sufren las víctimas; por la gravedad y magnitud con la que se presentan y porque se pueden prevenir.

 

Clasificación de las violencias de género:

La clasificación de las violencias de género guarda relación con las características del incidente, la condición de la víctima, el ámbito en el que ocurren, o su tipificación en el ordenamiento jurídico. La clasificación es importante para brindar una adecuada atención en salud ya que permite caracterizar los hechos de violencia, y determinar las acciones procedentes para garantizar una atención integral, digna y de calidad que favorezca el proceso de rehabilitación y restitución de derechos de la víctima. Así, partiendo de ella, se podrán identificar procedimientos, intervenciones y tratamientos adecuados por parte del equipo de salud, y rutas apropiadas para la articulación intersectorial con los sectores de protección, justicia y educación frente a un caso concreto. Estas violencias se clasifican de la siguiente manera:

 

A. Violencia generada según sus características

  • Violencia psicológica: Entendida como toda acción u omisión destinada a degradar o controlar las acciones, comportamientos, creencias y decisiones de otras personas por medio de cualquier conducta que implique perjuicio afectaciones en la salud psicológica, mental la autodeterminación, la percepción de sí mismo o el desarrollo personal. La violencia psicológica incluye los mecanismos simbólicos para ejercerla como la intimidación y la amenaza.
  • Violencia sexual: Todo acto o comportamiento de tipo sexual ejercido sobre una persona, a través del uso de la fuerza; de amenazas; la coacción física, psicológica o económica; o cualquier otro mecanismo que anule o limite la voluntad personal aprovechado las situaciones y condiciones de desigualdad; y las relaciones de poder existentes entre la víctima y el agresor.  Todo acto sexual con persona menor de 14 años es considerado abuso, en tanto no existe la capacidad de consentir y esto afecta su desarrollo personal. Por lo tanto, siempre será considerado violencia sexual. Las formas de coacción pueden ser chantaje, soborno, manipulación entre otros.
  • Manifestaciones: Violación, abuso sexual, acoso laboral, acoso sexual, ciberacoso, acoso callejero, trata de personas.
  • Violencia física: Es cualquier acto de agresión qué mediante el uso de la fuerza, o cualquier mecanismo que pueda u ocasione daños físicos internos o externos a la persona agredida y pone en riesgo o disminuye su integridad corporal. Dentro de este tipo de violencia se incluyen golpizas, empujones, sacudidas, cachetadas, estrujones, agresiones con objetos o con líquidos, ácidos, álcalis, sustancias similares o corrosivas que generen daño o destrucción al entrar en contacto con el cuerpo humano.
  •  Violencia económica: Cualquier acto que desconozca o restrinja el derecho a los ingresos, a la propiedad, el uso y disfrute de bienes y servicios, que tiene una persona, o que atenta contra otros derechos.

 

B. Según las características de la víctima

La clasificación de las violencias de género que dependen de la condición de la víctima, suele tener relación con aspectos de la víctima como son:  el sexo, su orientación sexual, su identidad de género, su edad, su pertenencia étnica y sus condiciones de vulnerabilidad. Veamos de que trata cada uno de estos aspectos:

 

  • Sexo: Desde la perspectiva biológica, el sexo se refiere a las características genéticas, endocrinas y morfológicas de los cuerpos. Las categorías utilizadas para clasificar estas características en los seres humanos son hombre, mujer e intersexual. Las mujeres son más vulnerables a las violencias de género.
  • Orientación sexual: Se refiere a la atracción afectiva, erótica y/o sexual de una persona hacia otras, según el sexo de las personas hacia las que se orienta el deseo. Entre esta clasificación se incluye: homosexuales, heterosexuales, bisexuales, asexuales y pansexuales (omnisexuales).  Las personas con orientaciones sexuales diferentes a las heterosexuales, son más vulnerables a las violencias de género.
  • Identidad de género: Es el auto reconocimiento que una persona hace de sí misma partir de la construcción social, histórica y cultural de lo que se ha definido como lo femenino, lo masculino y la transición entre ambos. Entre esta categoría esta: masculino, femenino, Transgénero e intergénero. Las personas con identidad de género diferentes al masculino y femenino son más vulnerables a las violencias de género.
  • Edad: Es el tiempo en años o meses transcurrido entre el nacimiento de la persona y el momento en que sucedió el hecho violento. Las mujeres más jóvenes, sobre todo con edades comprendidas entre 15 y 19 años, tenían más riesgo de ser objeto de violencia física o sexual, o ambas. Al igual que las niñas menores de 10 años.
  • Pertenencia étnica: Está asociada a la construcción socio-ambiental y cultural que le permite una persona compartir una identidad colectiva o grupal con un pueblo étnicamente diferenciado, a partir del reconocimiento de los ancestros, la relación con el territorio y la supervivencia física y cultural como pueblo. En esta clasificación están: Indígenas, ROM, Negros, Afrodescendientes, Palanqueros(as) de San Basilio de Palenque, Raizales (de San Andrés y Providencia), Mulato, ninguno de los anteriores.
  • Población con condición de vulnerabilidad como: pueden ser víctimas de diferentes formas de violencia, las personas en condición de discapacidad, las víctimas de conflicto armado, las personas desmovilizadas, las mujeres gestantes, las personas consumidoras de SPA y habitantes de calle, los líderes (sas) sociales, la población privada de la libertad, personas en situación de prostitución, entre otras.

 

C. Clasificación según el ámbito en el que se presenta la violencia:

Esta clasificación se refiere al lugar o escenario en que tienen lugar las violencias de género y se asocia a su ocurrencia en el espacio privado o público.

 

  • Violencia en el ámbito privado : es aquella que tiene lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal como la de pareja, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la víctima. Esta forma de violencias incluye:
  • Familiar conviviente: Ocurre entre familiares diferentes a la pareja. Incluye familiares que conviven en la misma unidad habitacional.
  • Familiar no conviviente: Ocurre entre miembros de una familia que no conviven en la misma unidad doméstica, pero cuyo relacionamiento está mediado por relaciones familiares.
  • De pareja y expareja: Tiene lugar entre dos personas entre quienes existe o existió una relación de unión marital de hecho, noviazgo, matrimonio o encuentros eróticos o sexuales ocasionales o permanentes sin retribución económica. Se puede presentar entre parejas heterosexuales, o entre parejas de personas con orientaciones sexuales no normativas e incluye la violencia perpetrada por exparejas.
  • Violencia en el ámbito público es aquella que tiene lugar en la comunidad y es perpetrada por cualquier persona. La violencia en el ámbito público puede presentarse en el lugar de trabajo, en el contexto escolar, en instituciones carcelarias o penitenciarias, puede ser perpetrada por el Estado o por cualquiera de sus agentes, o estar asociada a la situación de conflicto armado interno del país. Veamos:
  • Salud: Ocurre en el marco de la relación entre persona usuaria de los servicios de salud y persona prestadora o facilitadora de la atención médica o entre dos personas cuya relación está mediada por ser pacientes de una institución de salud. Puede o no ocurrir en establecimientos de salud y se incluye la relación con el personal administrativo.
  • Escolar: Ocurre entre estudiantes y afecta el desarrollo y relacionamiento de la víctima en este escenario. También puede ocurrir por parte del personal docente y administrativo de la institución educativa contra estudiantes, o por parte estudiantes contra docentes y personal administrativo.
  • Laboral: Ocurre entre quienes realizan actividades económicas en el contexto de una relación laboral privada, pública o una relación de trabajo.
  • Institucional: Se presenta en el ejercicio de poder proveniente de las autoridades, funcionarios/as o personal perteneciente a cualquier entidad pública o privadas que presten ejerzan funciones públicas que atente contra los/las ciudadanos/as y obstruya el ejercicio de sus derechos o el acceso a las políticas públicas.
  • Instituciones de Protección: Ocurre en instituciones que prestan servicios de protección y sociales para niños, niñas, adolescentes, mujeres víctimas de violencia, personas adultas mayores o con dependencia funcional.
  • Reclusión Intramural: Ocurre en instituciones donde se concentran las personas privadas de la libertad.
  • Comunitario: Ocurre entre personas cuyas relaciones se basan en contextos de vecindaje. Amistad: Ocurre entre personas no familiares cuya relación está basada en el afecto, simpatía y confianza.
  • Sin relación: Ocurre entre personas desconocidas, sin ningún tipo de relación previa.
  • Conflicto armado: Se presenta en zonas de alto riesgo y presencia de actores armados.

 

La atención integral a las víctimas de violencias de género:

Abordar integralmente las violencias de género es importante en la medida que permite prevenirlas, atenderlas y garantizar el acceso a la justicia para que de esta manera se pueda avanzar en la transformación de las relaciones inequitativas de poder por razones de género y hacer real la garantía y el restablecimiento de los derechos de las víctimas. La atención integral y oportuna desde los enfoques de derechos, género y diferencial, favorece intervenciones con calidad que respeten la dignidad a las víctimas.

 

Se debe entonces garantizar las respuestas institucionales oportunas y dignificantes, que contribuyan a la recuperación de la integridad, dignidad y autonomía de las víctimas, atendiendo sus necesidades de acuerdo con sus características particulares de tal manera que se reduzca el impacto y las consecuencias físicas, mentales, familiares y sociales derivadas de la violencia que ha vulnerado sus derechos.

 

En ese sentido, la atención integral conlleva el respeto y la garantía de los derechos que han sido reconocidos en el país a través de diversas normas como la Ley 360 de 1997, Ley 906 de 2004, Ley 1146 de 2007, Ley 1257 de 2008 y Ley 1719 de 2014. Estos derechos son de obligatorio cumplimiento para los operadores de justicia, administrativos, de policía y para los prestadores de servicios de salud.

 

Derechos de las víctimas de violencia de género:

  • Recibir atención integral a través de servicios con cober​tura suficiente, accesible y de calidad.
  • Recibir orientación, asesoría jurídica y asistencia técnica legal con carácter gratuito, inmediato y especializado desde el momento en el que el hecho constitutivo de violencia se ponga en conocimiento de la autoridad.
  • Recibir información clara, completa, veraz y oportuna en relación con sus derechos y con los mecanismos y procedimientos.
  • Dar su consentimiento informado para los exámenes médico-legales en los casos de violencia sexual y escoger el sexo del facultativo para la práctica de los mismos dentro de las posibilidades ofrecidas por el servicio.
  • Recibir información clara, completa, veraz y oportuna en relación con la salud sexual y reproductiva
  • Ser tratada con reserva de identidad al recibir la asistencia médica, legal, o asistencia social respecto de sus datos personales, los de sus descendientes o de los de cualquier otra persona que esté bajo su guarda o custodia.
  • Acceder a los mecanismos de protección y atención para ellas y sus hijos e hijas.
  • La verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición frente a los hechos constitutivos de violencia.
  • La estabilización de su situación conforme a los términos previstos en la Ley.
  • A decidir voluntariamente si puede ser confrontada con el agresor en cualquiera de los espacios de atención y en los de procedimientos administrativos, judiciales o de otro tipo.

 

Particularmente la Ley 360 de 1997, señala que toda persona víctima de estos delitos tiene derecho a tener acceso gratuito a: examen y tratamiento para la prevención de infecciones de transmisión sexual incluido el VIH/Sida, examen y tratamiento para trauma físico y emocional. La Ley 1146 de 2007, dispuso que el Sistema General de Seguridad Social en Salud tanto público como privado, así como los hospitales y centros de salud de carácter público, están en la obligación de prestar atención médica de urgencia e integral en salud a través de profesionales y servicios especializados a los niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente, garantizando:

 

  • Atención inmediata en cumplimento del principio de prevalencia de sus derechos, clasificando y atendiendo estos casos como de urgencia médica.
  • Examen y tratamiento de infecciones de transmisión sexual adquiridas con ocasión del abuso.
  • Provisión de antirretrovirales en caso de violación y/o riesgo de VIH/Sida.
  • Durante la atención de la urgencia se realizará una evaluación física y psicológica del niño, niña o adolescente víctima del abuso, teniendo cuidado de preservar la integridad de las evidencias.
  • La recolección de manera oportuna y adecuada de las evidencias, siguiendo las normas de la Cadena de Custodia.
  • Dar aviso inmediato a la policía judicial y al ICBF.
  • La práctica inmediata de las pruebas forenses, patológicas y psicológicas necesarias para adelantar el proceso penal correspondiente.

 

ALGUNOS MITOS SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO:

  • “Un hombre no maltrata porque sí; ella también habrá hecho algo para provocarle. En el fondo, la violencia en el ámbito de la pareja es vista como un juego de relación entre las personas que la integran”
  • “Si una mujer es maltratada continuamente, la culpa es suya por seguir conviviendo con ese hombre”
  • “Si tienen hijos o hijas, hay que aguantar los maltratos por el bien de los niños y las niñas. Le pegará a la mujer, pero él, es un buen padre”
  • “Los hombres que maltratan lo hacen porque tienen problemas con el alcohol u otras drogas, o porque están locos, o porque son violentos por naturaleza”
  • “La mayoría de las denuncias por violencia de género son falsas”
  • “Los hombres que abusan de sus parejas, también fueron maltratados en su infancia”
  • “La violencia contra las mujeres responde en la mayoría de los casos a situaciones de enajenación de los maltratadores y a pérdidas de control.

 

CÓMO PREVENIR LA VIOLENCIA DE GÉNERO:

La prevención de estas violencias, es el conjunto de acciones que se realizan para evitar un riesgo, daño o perjuicio o para minimizar un riesgo o impacto relacionado con violencias de género.

 

Tipos de prevención:

  • Temprana: está encaminada a evitar que el hecho de violencia ocurra. Se identifican las causas de las violaciones o infracciones a los derechos y se toman medidas que impidan que dichas causas se activen.
  • Urgente: se desarrolla concomitante con el hecho para minimizar su impacto o mitigar sus efectos.
  • Garantía de no repetición (Después del hecho): Está asociada a las garantías de no repetición.

 

La mejor manera de contrarrestar la violencia de género es prevenirla tratando sus orígenes y causas estructurales. La prevención debe comenzar desde la infancia, mediante una educación a los niños y niñas que promueva las relaciones de respeto y la igualdad de género; se debe continuar con este trabajo durante la adolescencia y demás etapas de la vida.

 

  • Empoderar a las mujeres y a la población con identidad de género diversa, frente al reconocimiento de sus derechos en diferentes ámbitos.
  • Promover ambientes seguros para niñas y mujeres como el hogar y los espacios públicos. De igual manera, promover en estos espacios la igualdad entre hombres y mujeres u otras personas con otras identidades de género (equidad de género).
  • No tolerar ninguna forma de violencia contra mujeres y niñas, ni contra cualquier persona. Al igual que las practicas discriminatorias contra mujeres y la población con identidad de género diversa
  • Procurar la autonomía económica y la seguridad de las mujeres.
  • Aumentar la participación de las mujeres y su poder de decisión, en el hogar y las relaciones, así como en la vida pública y la política. 
  • Respeto por la diversidad cultural.

 

LINEAS DE ATENCIÓN

 

Toda la población víctima de violencia de género (énfasis en violencia sexual), puede acceder a los diferentes canales de comunicación que han dispuesto tanto ASMET SALUD EPS SAS como los actores intersectoriales a nivel nacional, para solicitar información o informar casos relacionados:

 

ASMET SALUD EPS SAS

ACTORES INTERSECTORIALES

  • Línea 018000112440 El instituto Colombiano de Bienestar Familiar
  • Línea Nacional 155
  • Policía Nacional 123
  • Línea Fiscalía General de la Nación 122
  • Línea Púrpura en Bogotá: 018000112137

 

RECUERDA: Ninguna forma de violencia de genero se debe normalizar o justificar. Nadie tiene derecho de transgredir la dignidad, la integridad física y mental de otro ser humano, bajo ninguna circunstancia.